Tratamiento de Embarazo Ectópico

Un embarazo ectópico es un tipo de embarazo que se produce por fuera de la matriz, casi siempre en las trompas de Falopio, poniendo en un potencial riesgo mortal la vida de la madre, ya que a medida que el embarazo se desarrolle, las trompas podrían llegar a reventarse. El aborto medicinal no es el método indicado para este tipo de embarazo, ya que se trata de un embrión alojado en una zona inusual, de manera que la única forma de sacarlo es mediante un procedimiento quirúrgico en el cual se extrae el embrión, interrumpiendo así el curso del embarazo. Un embarazo ectópico no puede ser llevado a término exitosamente hasta el nacimiento, ya que al causar un eventual rompimiento de las trompas, generaría abundantes hemorragias internas, lo que conduciría a la paciente a la muerte.

La salpingectomía es una técnica reconocida en la actualidad como una de las mejores en cuanto a esterilización. Cuando se realiza con método laparoscópico, se abre una pequeña incisión de unos 3 cm o menos en la zona de la pelvis, a través de la cual se accede a las trompas de Falopio para efectuar su extirpación.

La salpingostomía, por su parte, es un procedimiento al cual se recurre como una opción para conservar la trompa comprometida en casos en los que la paciente, por algún antecedente, haya perdido la otra trompa de Falopio, generalmente a causa de infecciones o inflamaciones crónicas sufridas previamente. Básicamente, consiste en la remoción del tejido cicatrizal que cubre el final de la trompa, para poder destaparla y permitir una futura concepción o bien para drenar un absceso o una acumulación de líquido. Al igual que en la técnica anterior, al realizarse por laparoscopia los tiempos de recuperación no suelen ser prolongados ni causan demasiadas molestias. Las trompas pueden abrirse satisfactoriamente en el 80% de los casos en los que se opta por esta intervención.