Esterilización Tubárica

Esta técnica se realiza introduciendo una cámara del diámetro de 1 centímetro a nivel umbilical, y aplicando 2 pinzas de 0,5 centímetros de diámetro por la parte inferior del abdomen, hacia los extremos distales. A través de la primera incisión, la umbilical, se introduce el laparoscopio, que permitirá visualizar toda la cavidad abdominal; mientras que por las otras dos incisiones se ingresarán las pinzas, con las cuales se procederá a traccionar, pinzar y cauterizar las trompas uterinas.

El propósito de este método es la interrupción de la continuidad de las trompas uterinas, con el fin de conseguir la esterilidad definitiva por medio de una técnica mínimamente invasiva como lo es la videolaparoscopia. Para ello se recurre al uso de electrocirugía, que permite la coagulación y el corte del tejido, resultando el método ideal para ciertos casos específicos.