Henry Octavio Rodríguez Daza - Doctoralia.co

¿Cada Cuánto Deberías Visitar a tu Ginecólogo?

Julio 19, 2017

Paciente en consulta de ginecología Bogotá Muchas mujeres no dan la atención suficiente a los controles con el ginecólogo, ya sea porque se sienten bien y creen que no necesitan asistir, o simplemente por miedo o vergüenza de exponerse frente a un médico. Lo cierto es que un control ginecológico disciplinado y frecuente, más que un seguimiento hormonal o coadyuvante en la planificación familiar, es una garantía de salud y podría salvar tu vida.

Según la Liga Contra el Cáncer Seccional Bogotá, el cáncer de cuello uterino es la primera causa de muerte en mujeres en Colombia y el segundo más frecuente entre la población femenina mundial después del cáncer de mama. Entre 2007 y 2011 se estimó una incidencia de cáncer de cuello uterino de 18,7 por cada 100.000 mujeres en Colombia. Aunque Bogotá es uno de los departamentos con menor incidencia, registrando 22 mujeres cada 100.000, los especialistas en ginecología en Bogotá tenemos la tarea de hacer seguimientos constantes, tratar los casos de cerca y evitar el incremento de estas cifras mediante controles y asesoría constante para nuestras pacientes.

Además de este grave problema, existen muchas otras patologías que podrían disminuir significativamente si las mujeres no aplazaran sus controles y tomaran con mayor seriedad el programar sus consultas ginecológicas. La iniciativa de ir al ginecólogo debe ser tomada a temprana edad, tan pronto se inicia la vida sexual o si se presenta alguna irregularidad o dolencia durante el desarrollo. De esta forma, el especialista podrá empezar un plan de medicina preventiva con la paciente, tratar cualquier afección que presente y asesorarle sobre los métodos anticonceptivos más convenientes para ella.

¿Por qué debes llevar un control frecuente?

Además de las medidas de medicina preventiva, hay muchísimas razones por las que deberías asistir a tus controles ginecológicos frecuentemente; pero también hay muchas mujeres que no ponen interés suficiente en informarse sobre todas ellas, aplazando más y más sus controles y sometiéndose inconscientemente a muchos peligros.

Si llevas una vida sexualmente activa, debes saber que existen muchas contraindicaciones muy específicas para los métodos anticonceptivos hormonales que no debes pasar por alto. Los riesgos de la automedicación son muy conocidos, pero en este sentido hay riego de sufrir mucho más que un malestar por efectos secundarios; pues, de estar usando el anticonceptivo inadecuado, podrías conseguir un embarazo no deseado o una gran cantidad de descontroles hormonales que te pasarán factura con los años. Ante la duda, es necesario que consultes con tu ginecólogo, quien te dará las mejores indicaciones y seguirá de cerca cómo actúa el anticonceptivo en tu cuerpo.

Paciente de ginecología Bogotá revisando calendarioPor otra parte, están las infecciones de transmisión sexual (ITS). Existen ITS que no muestran síntomas y pueden vivir dentro de tu cuerpo durante muchos años, ocasionándote problemas internos que, de descubrir muy tarde, podrían dejarte infértil o incluso poner en riesgo tu vida. Una visita frecuente al ginecólogo te puede ayudar a detectar cualquier infección y tratarla a tiempo, de esta forma evitarás empeorar y disminuyes el riesgo de infectar a tu pareja o hijos.

Es importante destacar que el ginecólogo no solo te ayudará a prevenir el cáncer de cuello uterino, como mencioné anteriormente, sino que también cumple un rol importante en la prevención del cáncer de mama. La revisión periódica de los senos, al igual que el sistema reproductivo, debe ser un básico de tu rutina médica. El ginecólogo hace una valoración completa del estado de las mamas, dándote la posibilidad de detectar cualquier anomalía antes de que se convierta en un problema.

Otra de las razones por las que deberías asistir a control es para verificar la regularidad de tus periodos. Es importante que sepas distinguir que no todos los malestares menstruales son normales ni todo el flujo sanguíneo abundante es normal. Cuando presentas algún tipo de malestar durante la menstruación, sea a la edad que sea, es importante que asistas al ginecólogo para que te ayude a determinar si los cólicos o malestares que sientes son normales, si todo en tu sistema reproductivo está en orden o si hay alguna manera de aliviarlos.

En el caso de que estés planeando iniciar una familia y estés deseosa de tener hijos, la salud de tu sistema reproductivo es prioridad; por lo que debes verificarla y tratarte en caso de que lo necesites. El ginecólogo tiene un rol estelar en la planificación familiar, pues es quien te ayudará a conocer tus ciclos más fértiles, te asistirá con tratamientos para las afecciones o problemas que presentes y, en caso de que acudas a un obstetra, incluso traerá a tu bebé al mundo.

Además de todo lo anteriormente expuesto, debes saber que una buena salud de tu aparato reproductor te garantizará mayor disfrute y seguridad durante tus encuentros sexuales. Por esto y muchas cosas más, es sumamente importante que acudas frecuentemente a un ginecólogo para cuidar de cerca tu salud íntima, prevenir graves enfermedades y asesorarte en distintos temas como fertilidad, métodos anticonceptivos, prevención de enfermedades, etc.

Mujer chequeando su calendario, ginecología en BogotáLa frecuencia ideal

Existen muchas opiniones distintas sobre la frecuencia adecuada para asistir a consulta ginecológica, pero no hay un consenso global o una regla específica que rija tal cosa. Muchos médicos coinciden en que la frecuencia ideal es cada seis meses, otros lo alargan un poco hasta una consulta anual y algunos opinan que debe ser una cada tres años; pero lo único cierto es que esta indicación solo dependerá de los criterios del médico y el estado e historial médico de la paciente a tratar, no de una regla general.

En mi opinión profesional, la frecuencia de los controles ginecológicos depende totalmente del historial de mi paciente. Si la paciente ha presentado un buen estado de salud en general y no tiene hijos o embarazos recientes, lo normal es que sea un control anual para verificar que todo esté normal. Sin embargo, en casos más complicados donde la paciente presenta uno o varios problemas, se recomienda que asista a consulta por lo menos una vez cada seis meses; de esta forma podré hacer seguimiento a su caso y contribuir activamente con su mejoría.

Asimismo, es prudente señalar que, en caso de cualquier molestia o irregularidad que te aqueje, debes visitar inmediatamente a tu ginecólogo para que te dé un diagnóstico claro y proceda a tratarte. Ten en cuenta que la salud de tu aparato reproductivo no es solo una cuestión de comodidad íntima, sino que es algo que repercutirá de otras formas en el funcionamiento de tus órganos internos y hormonas, por lo que debes darle la importancia que amerita.

Si estás empezando o reiniciando tus controles de ginecología en Bogotá, te invito a contactarme. Soy un ginecólogo experimentado y ampliamente reconocido por mi trayectoria en campos como atención al dolor pélvico y cirugía ginecológica endoscópica. ¡No postergues más tus controles! Agenda tu cita ahora llamando al +57 300 8355203 o llenando el formulario en la página de cita. Estaré sumamente complacido de atenderte.