Henry Octavio Rodríguez Daza - Doctoralia.co

¿Sabes Cuál es la Causa del Cáncer de Cérvix? Conoce la Opinión de un Experto

Agosto 25, 2017

Citología en Bogotá practicada por ginecólogoEl cáncer de cérvix o cáncer de cuello uterino es el segundo tipo de cáncer más común a nivel mundial. Se estiman 500.000 casos cada año alrededor del mundo. América del Sur, por ejemplo, posee una de las tasas de incidencia y mortalidad más altas, ubicándose Colombia en el segundo lugar, con 70 nuevos casos por cada 100.000 mujeres. Por esta razón, y como médico especialista en citología en Bogotá, es mi deber informarte y prevenirte sobre la incidencia de esta patología.

Esta enfermedad se produce con mayor frecuencia en mujeres de mediana edad, entre los 40 y los 55 años. Sin embargo, el mayor riesgo lo tienen aquellas féminas que fuman, han tenido muchos hijos, han tomado anticonceptivos orales durante un largo tiempo, han padecido una infección por VIH, comenzaron su actividad sexual a muy temprana edad, tienen múltiples compañeros sexuales o mantienen relaciones sexuales con una pareja promiscua.

A lo largo de los años, esta patología se ha incrementado en países en vías de desarrollo. No obstante, con la ayuda de estudios científicos sobre lo que ocurre en las células del cuello uterino, se han podido lograr avances significativos como la implementación del análisis citológico para prevenir esta enfermedad. En Colombia, la citología cervicouterina ha sido promovida por más de 30 años, y tanto los niveles educativos como los niveles socioeconómicos altos han permitido que el uso de estas pruebas sea mayor.

¿Cuál es la causa del cáncer de cérvix?

El cérvix es el canal que hay entre la vagina y el útero, y está revestido por dos tipos de epitelio (tejido): el endocervical, el cual es la parte más cercana al útero, recubierta por células escamosas, y el exocervical, que es la zona próxima a la vagina, recubierta por células glandulares. El cáncer se produce cuando las células normales que se alojan en estos revestimientos del cuello uterino se transforman y crecen de manera descontrolada.

El cáncer de cérvix es una enfermedad progresiva que inicia con cambios intra-epiteliales premalignos. Los dos tipos más comunes son: carcinoma de células escamosas y adenocarcinoma, cuya causa principal es el virus del papiloma humano (VPH) causado por más de 150 virus, los cuales se propagan específicamente en el núcleo de las células escamosas. Estudios realizados en prácticamente el 100% de los casos de carcinoma de cérvix detectaron VPH de alto riesgo.

Citología Bogotá, panorámica del cérvixEl VPH es un virus de transmisión sexual, que por lo general es muy común e inofensivo; sin embargo, algunos tipos pueden provocar verrugas o cáncer. Las personas sexualmente activas son las más propensas a padecer esta patología, debido a que es mediante el acto sexual que se contraen las distintas infecciones que desarrolla este virus.

A pesar de que el cáncer cervical se produce a causa de los cambios precancerosos en el cérvix, no en todas las mujeres se desarrollan las células cancerosas cuando se hace un diagnóstico a tiempo, ya que toma un año para que el precáncer de cuello uterino evolucione hacia un carcinoma invasivo. Por otro lado, en el caso de que el cáncer sea inminente, se puede curar siempre que se detecte y se trate en las primeras etapas, bajo un diagnóstico, tratamiento y seguimiento apropiados.

Existen dos medidas de prevención para minimizar el riesgo de padecer cáncer de cérvix. La primera se caracteriza por llevar un estilo de vida saludable y colocarse la vacuna contra el VPH, considerándose esta última como el método más seguro para prevenir la infección. La práctica monogámica mutua es otra forma de evitar el virus del papiloma humano. Igualmente, una medida de prevención secundaria consiste en la detección temprana de la enfermedad, a través del análisis citológico para buscar alguna anormalidad.

Estudio de la citología para el diagnóstico del cáncer de cérvix

Ginecólogo practicando la citología con pacienteLas pruebas de citología cervicouterina han demostrado una significativa reducción de la mortalidad por cáncer de cérvix. Su propósito, además de detectar a tiempo alguna lesión, es permitirle al médico manejar complejidades de alto grado para prevenir que se conviertan en un cáncer cervical. Es importante resaltar que la citología no diagnostica el cáncer, ya que esto se logra únicamente a través de la biopsia del cuello uterino. Con el análisis de las muestras que se toman durante la prueba, se puede detectar la presencia de células defectuosas y, en caso de que existan alteraciones, indicar el siguiente examen para un mejor estudio.

Generalmente, la prueba citológica es muy sencilla, rápida y prácticamente indolora, siempre que las mujeres se relajen para facilitar la entrada del espéculo a la vagina. Este espéculo es llamado popularmente pico de pato. Para obtener las muestras del cuello uterino, los ginecólogos introducimos dicho instrumento en la entrada de la vagina para expandir los labios y tener una mejor visibilidad del canal cervical. Posteriormente, con la ayuda de un hisopo o espátula, obtenemos una pequeña muestra de las células presentes en las paredes del cuello, y seguido de ello, se envía el material al laboratorio. Si durante la inspección se observa alguna alteración sospechosa en el cérvix, se puede hacer una biopsia de la lesión y enviar la muestra junto con el material previamente recolectado.

Los estudios citológicos son la prueba más segura para detectar desde una leve lesión en el cuello uterino hasta la presencia de células cancerosas. Recomiendo hacer este chequeo cada seis meses para prevenir a tiempo cualquier anormalidad; y en caso de que las pruebas respondan positivamente, proceder con el tratamiento adecuado lo más pronto posible.

Si necesitas la asistencia profesional y avanzada de un ginecólogo en Bogotá para realizarte una citología, puedes comunicarte con mi equipo ahora mismo por el +57 300 8355203, o llenar el formulario en la página de cita. También puedes seguirnos en nuestras redes sociales: en Facebook como Dr. Henry Rodríguez Daza, y en Twitter como @drhenryrdaza. ¡Estaré complacido de atenderte!